El Sello Narcés es un reconocimiento al esfuerzo de los cementerios por mejorar el manejo de Personas difuntas no identificadas (PNI)

Volver a:

narces_theme:manual:title:fase_2

narces_theme:manual:subtitle:fase_2

Actividades:

1. Diagnóstico general:

Consiste en la evaluación de las condiciones actuales del cementerio con el fin de identificar los aspectos a corregir para dar cumplimiento a la normatividad vigente, y para mejorar las condiciones de inhumación de las PNI. La información de mayor relevancia a recoger es: tipo de cementerio, infraestructura, recursos, y procedimientos que se realizan con relación al manejo de PNI.

  • Para registrar esta información, se sugiere diligenciar la siguiente Ficha de diagnóstico del cementerio

  • La reglamentación actual del Ministerio de la Protección Social sobre funcionamiento de cementerios la puede consultar aquí.

Nota!

La ficha de diagnóstico del cementerio es una herramienta que servirá para construir un plan de trabajo orientado al mejoramiento operativo del cementerio, en especial con relación al manejo de cuerpos de PNI.

2. Planos del cementerio y numeración única:

Tiene como objetivo contar con un mapa en el que se ubiquen dentro del cementerio las zonas y lugares específicos de inhumación de PNI. Cada uno de estos lugares específicos deberá tener un número único de identificación/localización.

  • Consulte aquí algunos ejemplos de planos en los que se muestran las zonas de un cementerio, y se especifican las zonas de inhumación de PNI.

  • Consulte aquí las recomendaciones para realizar una numeración única del cementerio.

Nota!

  • Si el cementerio ya cuenta con planos, es necesario verificar que éstos se encuentran actualizados, y en su defecto, realizar la actualización correspondiente.

  • Los planos antiguos deben conservarse, de tal forma que se puedan observar los cambios arquitectónicos del cementerio que se vayan produciendo con el tiempo.

  • Si el cementerio ya cuenta con una numeración de los sitios de inhumación, es necesario verificar que esta numeración no se repite y que se puede localizar fácilmente. De lo contrario se sugiere establecer un nuevo sistema de numeración, al menos para las zonas que albergan PNI.

  • Si se establece una nueva numeración, es importante archivar los documentos de la numeración antigua para poder hacer posteriores verificaciones.

3. Sistematización de datos sobre localización de PNI:

Consiste en concentrar en una base de datos toda la información disponible sobre las PNI inhumadas en el cementerio, especialmente con relación a su localización. Entre las fuentes de información más recurrentes, se encuentran:

a. Lápidas, cruces o cualquier otra señal física en el cementerio: en estas señales usualmente se encuentra la fecha de inhumación y el número de necropsia. En ocasiones estas señales han sido reutilizadas, por lo que se requiere realizar un proceso de limpieza y recuperación de toda la información presente. Esta información debe ser registrada en la base de datos.

b. Cuadernos del sepulturero, libro de defunciones y licencias de inhumación.

c. Testimonio de sepultureros, administradores u otras personas relacionadas con PNI: se deben realizar entrevistas semiestructuradas que permitan recoger información sobre la localización de PNI y otra información adicional de manera sistemática, a través de la cual se verifique la información recogida por medio de otras fuentes. Las entrevistas se pueden realizar teniendo en cuenta el Formato de entrevista aplicable a sepultureros, administradores, empleados de funerarias, funcionarios de hospitales, etc.

d. Otros documentos: es posible que existan otros documentos que registren la localización específica de las PNI inhumadas en el cementerio como protocolos de necropsia, cuadernos de hospitales (en los casos que no hay sede de Medicina Legal), registros de funerarias, etc. Esta información debe ser ingresada a la base de datos.

Base de datos sugerida para el registro de información:

- Si no es usuario, puede descargar un ejemplo de base de datos haciendo clic aquí.

- Si es usuario puede ingresar la información de PNI de su cementerio haciendo clic aquí.

Nota!

Es de crucial importancia que si el cementerio tiene información sobre la documentación médico-legal y judicial con la que cuenta cada uno de los cuerpos sin identificar, ésta sea ingresada a la base de datos.

4. Informe de la base de datos:

Consiste en la producción de un informe de análisis que contenga los casos de PNI agrupados de acuerdo a las siguientes categorías:

a. PNI con ubicación precisa, es decir, no hay dudas del lugar de inhumación y no se registran traslados ni alteraciones; además cuentan con datos sobre la fecha de inhumación y número del protocolo de necropsia.

b. PNI con ubicación precisa e información de número de necropsia o información de fecha de inhumación.

c. PNI con ubicación precisa y sin ningún otro tipo de información relacionada.

d. PNI de los que se conoce el número de protocolo de necropsia y/o fecha de inhumación, pero se desconoce su ubicación precisa dentro del cementerio.

e. PNI de los que se sabe que están en el cementerio pero se desconoce su ubicación precisa y no tienen ninguna otra información adicional.

f. PNI del que se sabe que se encuentra inhumado en fosa u osario común.

Nota!

Este informe debe ser entregado a la fiscalía y medicina legal con el fin de determinar las acciones pertinentes para los casos mayores posibilidades localización e identificación.

Lista de chequeo de los productos de la fase 2:

1. Planos actualizados del cementerio.

2. Numeración única de la(s) zona(s) de inhumación de PNI.

3. Base de datos con información de localización y otros datos de las PNI.

4. Informe de análisis de la base de datos para hacer entrega a la Fiscalía.