El Sello Narcés es un reconocimiento al esfuerzo de los cementerios por mejorar el manejo de Personas difuntas no identificadas (PNI)

Volver a:

INTRODUCCIÓN
Presentación de Narcés, el sepulturero

Introducción

¿Quiénes son estas personas?

Pensé...algunos de ellos han debido abandonar sus hogares, tal vez se fueron porque quisieron o porque los obligaron y puede que se hayan cambiado de nombre. Otros quizás sufrían de enfermedades mentales, o resultaron siendo habitantes de la calle. Encontrándose lejos e incomunicados de sus familiares, algunos se habrán suicidado, otros habrán muerto por accidentes o enfermedades, y otros habrán sido asesinados.

También pensé... existen otras personas que han muerto a causa de la guerra en Colombia. Algunos deciden hacer parte de un grupo armado, y mueren. Y otros han sido víctimas de individuos o grupos armados que:

... asesinan y ocultan a la persona

... la secuestran y esta muere en cautiverio,

... se la llevan a la fuerza o a través de engaños, y la asesinan o

... la presentan falsamente como muerta en combate.

Hablé con algunas familias y me di cuenta que es posible que algunos de los NNs que se encuentran en el cementerio, sean los familiares que ellos están buscando, sin éxito. Además, me pidieron el favor que no los siguiera llamando NNs, ya que ellos tienen un nombre y merecen ser tratados dignamente. Desde ese momento decidí llamarlos Personas No Identificadas.

Estas familias me cuentan que han realizado muchos esfuerzos para encontrar a sus seres queridos. Muchos llevan años y no descansarán hasta encontrarlos, para dar fin a su incertidumbre.

Puede que no te llamen sepulturero, pero sepultureros somos todos aquellos que enterramos y cuidamos a los difuntos.

Me di cuenta entonces, que mi trabajo como sepulturero es más importante de lo que yo creía. Yo estoy ayudando a cuidar los hijos y las hijas, los hermanos, padres, y compañeros de muchos de ellos. Al hacer bien mi trabajo, ayudo a que estas personas sean identificadas y devueltas a sus familias para que en condiciones dignas y según sus creencias y costumbres, las despidan y sean enterradas.

Quise aprender mejores formas de realizar mi trabajo y compartirlas con todos los sepultureros de Colombia, y por eso hice esta cartilla.